martes, 16 de noviembre de 2010

Machismo enraizado en el idioma espanol?

Aun en el idioma español se aprecia el machismo del mundo hispano. Porque si no, existe la palabra mujeriego y no existe su equivalente hombreriega? La palabra para expresar esta idea es “puta” mucho mas despectiva y condenatoria.
En nuestros días el machismo quizás esta mas maquillado que antiguamente pero sigue casi igual de fuerte. Aun las tareas del hogar se consideran una obligación de la mujer y creo que en eso influye mucho nuestra tradición, pues muchas mujeres creen que ese es su deber porque eso fue lo que vieron hacer a su madre, su abuela, su bisabuela y creen que deben seguir esa tradición. Peor aun, a esa pesada carga que constituye llevar el peso de las tareas del hogar, a menudo los hombres ni lo consideran trabajo.
Por otra parte no creo que toda la culpa sea de los hombres, también muchas mujeres conspiramos a que esto se perpetúe con la educación que damos a nuestros hijos. A las niñas les enseñamos a ser sumisas y a que sus deberes son atender su casa y a ser dependientes de los hombres. A los varones a menudo no les enseñamos a valorar y respetar a las mujeres como se debe, sino mas bien a abusar de ellas y a usarlas como esclavas y como objeto sexual.
Además somos también nosotras las que permitimos que el hombre dependa de nosotras en las labores del hogar y muchas veces no le exigimos ni tan siquiera una ayuda. Aun hoy somos victimas del machismo hogareño, el machismo sexual, y el machismo social que nos considera menos capacitadas que los hombres para puestos de importancia o donde a veces realizamos el mismo trabajo que un hombre y nos pagan menos.
Pero regresando al tema del idioma, el castellano actual nos discrimina, fíjese en esto: un zorro, es un tipo listo, un héroe justiciero, una zorra es una puta. El perro, es el mejor amigo del hombre, una perra, es una puta. Un aventurero, es un tipo valiente, osado, arriesgado, en cambio una aventurera, es una puta. Un callejero, es un hombre de la calle, un tipo urbano, conocedor de todos los trucos y marañas de la calle, una callejera, es una puta. Un hombrezuelo, es un hombrecillo mínimo, pequeño, una mujerzuela, es una puta. Un cualquiera, es un fulano, mengano, zutano, pero una cualquiera, es una puta. Un hombre publico, es un personaje prominente, un funcionario publico, quizás un político, una mujer publica, es una puta. Un hombre de la vida es un hombre de gran experiencia, una mujer de la vida, es una puta.

1 comentarios: