domingo, 10 de febrero de 2013

José Ariel Contreras - Picheando con Cuba en el corazón

En el deporte, como en todo, el cubano siempre mete también la política. Desde el punto de vista del gobierno, el cubano que sale de Cuba siempre ha sido visto como un traidor. Y si quien sale es un cubano digamos notable, entonces es una fuga de cerebros, o en este caso de músculos. Pero eso no es nada nuevo, eso lo sabemos desde siempre todos los cubanos y la mayoría lo critica, porque el que mas o el que menos al menos tiene nociones de que la emigración es un fenómeno mundial y que solo es criticado y politizado en los países socialistas.
Sin embargo, del otro lado del charco, no falta quien tiene un punto de vista que aunque contrario se basa en los mismos principios. Resulta que ahora hay quienes dicen que el pitcher Contreras, solo salio de Cuba a ganar dinero para los castro. Le critican su patriotismo y el hecho de regresar a los suyos, a sus raíces. Porque no comprenden estas personas que el cubano no tiene que ser visto como un peón de nadie? Según yo lo veo, ni se fue por traidor, ni regresa por comunista. Es un cubano mas, que se destaco en el deporte, a lo que decidió dedicar su vida, cuando estuvo en momento adecuado, decidió que para su vida era mejor ir a jugar a otra parte, a donde se juega el mejor béisbol del mundo, a donde un pelotero puede brillar al máximo, a donde puede ganar mas dinero, en fin a donde le dio la gana. Y ahora, en el ocaso de su carrera deportiva, regresa de visita a ver a los suyos y contempla la posibilidad de un regreso definitivo. Quien rayos somos el resto del mundo a juzgar eso? A quien ha hecho dano este hombre? Por el contrario a puesto el nombre de los cubanos todo lo alto que ha podido. Porque juzgar los interese personales de la gente y su vida privada desde un punto de vista político, cuando las personas no son políticas sino sencillamente han alcanzado el éxito profesional?
Contreras tiene que haber ganado montón de dinero en 10 anos en las grandes ligas, como todo el que vive en Estados Unidos tiene que haber pagado impuestos por lo que ha ganado, según lo exigen las leyes de aquí. Y si decide regresar a Cuba porque allá están los suyos, su familia, sus fanáticos, su gente, o por lo que le de la gana, y porque saca la cuenta que en Cuba puede vivir quizás el resto de la vida con el dinero que se gano afuera, quien es nadie para criticarlo? Si las leyes cubanas estipulan que tiene que pagar un impuesto también en Cuba, aunque el dinero lo haya ganado afuera, si así lo exige la  ley lo tendrá que pagar. Como el muy bien dice, así lo hacen muchos otros deportistas de otros países, porque no el cubano? Porque el gobierno cubano es una dictadura que se va a beneficiar del dinero ganado en las tierras de libertad? Mala suerte, el dinero se lo gano el, así que es el quien le toca decidir que hacer con el fruto de su esfuerzo.
Ahora, otra cosa fuera si de regreso, sin ninguna exigencia dona tan siquiera un centavo para el comandante, ahí si que soy la primera en montarle un mitin de repudio cibernetico. Pero mientras no haga eso, que no lo creo, es su vida, no es peón nuestro, no es nuestro representante, no lo elegimos como senador, ni como diputado de la asamblea nacional. El hecho de que sea famoso por su éxito personal, producto de su esfuerzo, de su sudor, no nos da derecho al resto de los cubanos que lo vemos como una figura publica, a querer influir, ni juzgar su vida y su conducta, que al menos en este video, me parece intachable.

9 comentarios: